Autor / Author: Marc Richir

280* La verdad de la apariencia

“La verdad de la apariencia”: tal es el problema que debe afrontar toda reflexión estética. Problema considerable y, sin duda, tan viejo como la filosofía. Es decir, tan viejo como esa institución simbólica de pensamiento y de lenguaje en la que se plantea explícitamente la cuestión de la verdad. Inútil insistir en el hecho de que la verdad se opone, por costumbre, a la apariencia y que, la mayoría de las veces, la apariencia sólo se piensa como tal (es decir, en toda su dificultad) como apariencia de verdad, a saber: como ilusión. La inversión de la cuestión en “la apariencia de la verdad” permitiría encontrar apoyos en la gran tradición filosófica, de Platón y Aristóteles a Kant y Hegel, pues se trata, en una palabra, del problema de la dialéctica -cómo desbaratar las apariencias o ilusiones de la verdad, cómo hacer valer nuestra astucia con las mentiras de aquello que tiene el aspecto de darse como lo verdadero. Es decir, siempre tan rápidamente y, por lo tanto, tan aproximadamente que la verdad es pensada …