Autor / Author: Marc Le Bot

307* El arte no prende valor ni sentido

  Se interroga al arte por su valor y sentido. Es decir, somos nosotros quienes nos preguntamos a propósito del arte: ¿qué es el sentido? ¿cuál es el valor de sus obras? Bien está que así sea, sí, pero: ¿por qué? ¿Por qué… si el arte mismo no se piensa en términos de sentido, ni de valor? Parece como si se nos quisiera hacer tragar que depende de una economía o una semántica. El asunto es político: ¡produce tantas riquezas el arte! ¡Incluso se le llega a hacer depender de la “comunicación”! La operación es tan perversa como lo fue, tiempo ha, su confiscación por parte de la religión. El huero vocabulario de la edad clásica por lo menos tenía la ventaja de usar palabras más vacías de sentido, aún, que las del propio arte. Al arte se le instaba a ser “bello”, así como la Naturaleza era “bella”. Se estimaba que la inspiración venía de no sé qué Musas, es decir, del afuera del arte, y que eran Ellas, y no el artista o …