Autor / Author: Darío Corbeira

283* Everything You Always Wanted to Know About MUSAC (But Were Afraid to Ask)

Escena 1: Cerca de los media A comienzos de junio de 2013 saltó a los medios de comunicación la dimisión de Eva González Sancho[2] como directora del MUSAC (Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León); llevaba en su puesto de dirección: tres meses. Con rapidez y de manera escalonada, los agentes y sujetos implicados en el caso, la propia directora y los anteriores directores, la Asociación de Directores de Arte Contemporáneo de España (ADACE), el Comité Asesor del museo, los trabajadores del mismo, la Junta de Castilla y León (titular del MUSAC a través de la interpuesta Fundación Siglo) así como la Asociación de Críticos de Arte, el Instituto de Arte Contemporáneo (IAC), exdirectores y el nuevo director, entre otros, comenzaron a hacer públicas una serie de declaraciones sobre la referida dimisión. El presente escrito pretende analizar las declaraciones de dichos sujetos, tratando de delimitar sus aciertos y lagunas, superponerlas a vista de pájaro en el entramado del sistema del arte en España para poder extraer alguna que otra conclusión que pueda dar luz …

277* Antidisturbios dialécticos

Mal deben andarle las cosas al Partido Popular para tener que sacar de bombero de urgencias nada menos que al Secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, quien montado en el furgón de El País, no en los grandes furgones del liberalismo redentor, ABC o La Razón, acude a apagar discursivamente los fuegos, a paliar los estragos y desmanes de una chusma (multitud) antipolítica que en el crepúsculo de septiembre intentaba rodear, mediante la ocupación pacífica de la red de callejuelas del centro de Madrid, el Congreso de los Diputados, para hacerles llegar su descontento con las políticas económicas y sociales de un gobierno a la deriva. El Partido Popular, el partido más grande de Europa, tiene voluntarios y mercenarios para cualquier tipo de necesidades y urgencias: ocupar las administraciones públicas, doblegarse a las órdenes del capital financiero, robar a mansalva, empobrecer a través de su inacción a amplias capas de la población, o, como en el caso que nos ocupa, desprestigiar, humillar y criminalizar a unas decenas de miles de ciudadanos que simplemente …