Brumaria: Madrid

314* Dos décadas de especulación inmobiliaria sobre suelo público en la Estación de Chamartín

El pasado 9 de junio el Tribunal Superior de Justicia de Madrid dictó sentencia sobre la llamada Prolongación de la Castellana, por la que se viene a considerar de aplicación la norma que limita las alturas de los edificios en tres plantas más ático, lo que invalida de forma completa la ordenación aprobada por el Pleno del Ayuntamiento de Madrid el 30 de marzo de 2011, mediante el Plan Parcial de Reforma Interior APR 08-03 “Prolongación de la Castellana”. Esa norma a la que me refiero no es otra cosa que la ocurrencia de modificar la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid en diciembre de 2007, para limitar con esa volumetría todos los desarrollos urbanísticos de la Comunidad como si la meseta manchega fuera el mismísimo norte de Inglaterra. Es lo que tiene estudiar en colegios británicos. La sentencia, que no es firme, supone el primero de los papelones que le dejan al gobierno municipal de la Alcaldesa Manuela Carmena, que tendrá que decidir entre recurrirla o no hacerlo, pero que en cualquiera …