Brumaria: Cultura

133* Comercializar la cultura

Si la producción cultural se convierte en el fin último de la cadena del valor económico, no es raro que el marketing adquiera una importancia que sobrepasa ampliamente el ámbito comercial. Mediante el marketing se explota el conjunto de los bienes culturales comunes en busca de significados valiosos, que puedan transformarse con técnicas diversas en experiencias mercantilizadas que luego se puedan vender. El cambio de perspectiva desde la producción al marketing constituye uno de los más importantes acontecimientos en la historia del capitalismo. A mediados de los años noventa, las empresas estadounidenses gastaban más de un billón de dólares al año -es decir, uno de cada seis dólares del PIB- en marketing. Los gastos en publicidad ascendían a 140.000 millones, mientras que las promociones comerciales supusieron 420.000 millones [1]. El sistema capitalista se sirve del marketing para traducir normas, prácticas y actividades culturales en mercancías. Los especialistas en marketing utilizan las artes y las tecnologías de la comunicación para atribuir valores culturales a productos, servicios y experiencias, inyectando significación cultural a nuestras compras. Mediante el control …

008* Ciclo de cine. Programa doble: La tabernera del puerto y La soledad del corredor de fondo

Correo intruso De: Rosa Olivares Para: Fernando Francés Asunto: Incompatibilidades. ANTONIO Machín se preguntaba cómo se puede querer a dos mujeres a la vez y no estar loco. Yo te pregunto cómo puedes ser tantas cosas a la vez: asesor de compras (fundaciones Coca Cola y Caixa Galicia, Ayuntamiento de Pamplona, Ferrovial…), jurado en concursos (L’Oreal), propietario de una revista de arte y de una empresa de “gestión cultural”, comisario de exposiciones, ejercer el monopolio expositivo en Santander, Pamplona, Málaga y Murcia, cerrando el paso a cualquier iniciativa, ajena, autor y editor de los catálogos, director de los montajes, transportes, seguros y almacenaje de obras de colecciones públicas y privadas (casi todas compradas por ti mismo) y no parece que en las mejores condiciones, realizar dos proyectos de escultura pública (Alcobendas y Torrelavega) a la vez, y aún hacerte con el cargo de director del nuevo Centro de Arte Contemporáneo de Málaga, de propiedad municipal, sin que nadie diga nada públicamente. ¿No te suenen los oídos? Tu ascenso meteórico de cronista deportivo en Santander a …

006* Wu Ming: Comunismo literario

Wu Ming: Esta revolución no tiene rostro. Escritos sobre literatura, catástrofes, mitopoiesis. Prólogo de Amador Fernández-Savater. Traducción de Hugo Romero, Albertina Rodríguez Martorell y Raúl Sánchez. Acuarela Libros, http://www.altediciones.com/0045.htm. Quienes consideran intolerable que un grupo de nuevos radicales exploten la comunicación de masas escribiendo un best-seller de aventuras mientras niegan la imagen de sus rostros, y vean sus garabatos reseñados en suplementos culturales al tiempo impugnando las leyes de propiedad intelectual, son probablemente los mismos a quienes gustaría que los movimientos de contestación adoptaran tout-court buenos modales o continuaran expresando su descontento desterrados y escupiendo contra el viento. Los cuatro boloñeses que integran Wu Ming pertenecieron al núcleo histórico de aquellos que adoptaron el nombre múltiple Luther Blissett para poner en práctica un proyecto rotundo de guerrilla comunicativa y sabotaje cultural (Luther Blissett. Pánico en las redes, Literatura Gris, www.altediciones.com/0022.htm). Periodo que dieron por acabado con Q: ¡una novela éxito de ventas, publicada en Mondadori con “copyleft”! (derechos de reproducción parcialmente abiertos). Blissett nos hizo entender que la cultura de masas, lejos de constituir una …

001* Presentación

Brumaria es un proyecto de artistas para la construcción de un espacio de estudio, reflexión y propuesta, que tiene por objeto la puesta en circulación de materiales teórico/prácticos relativos a las ideas artísticas y estéticas y su relación con las estructuras sociales y políticas que le son inherentes. En tanto que proyecto de artistas, Brumaria no se desvincula de la obra de sus promotores y aparece como una parte coherente con las ideas de los mismos y su posicionamiento en tanto que creadores en el momento presente: ejercer de sujetos capacitados para la acción crítica tanto a través de la puesta en escena de objetos y propuestas artísticas como a través de la reflexión teórica vehiculada por diferentes soportes. Lo que en otros momentos aparecía como una discusión de gabinete y tertulias, la ahora tan cacareada crisis de presencia del arte español actual en los circuitos internacionales, tiene su caldo de cultivo en una deficiente trayectoria del arte como actividad productiva que, entre otras muchas cuestiones, ha abandonado al devenir más caótico la elaboración de …