Author: Miguel Angel Rego Robles

343* Agosto – octubre de 2017, un intervalo negro

Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto, y despiertan de su letargo, pero de forma violenta. (Cardenal de Retz) ¿Qué significa la agresividad siempre dispuesta a ser descargada en el momento en que la estabilidad del sistema delirante paranoico se ve amenazada? ¿No nos estaremos refiriendo a la misma cosa? (Jacques Lacan) Cito a Jean-François Paul de Gondi y a Jacques Lacan abriendo una nota para pensar la dinámica de la actualidad sociopolítica en Catalunya y en el resto del Estado Español, mediante citas de distinta procedencia discursiva por las que circulan aspectos de la misma pregunta y con más de dos siglos de diferencia. La vergüenza, ese afecto cuya mención produce rubor y cuya función es señalar un límite que signifique la relación ética del sujeto con el ser, aparece como algo que falta en los que ostentan la función de gobernar. Los afectos siempre están en la superficie, lo digo con Freud, y no son susceptibles de represión. Lo reprimible es lo que tiene consistencia significante articulada, …

1506841911_271083_1506845445_album_normal

342* El referéndum del 1 de octubre y las responsabilidades de la izquierda

Una lectura marxista Conclusiones del encuentro “federalismo, izquierda y cataluña”. CAUM, 16/09/2017 (*) Es imposible negar la importancia de la crisis política que vive Catalunya en estos momentos. Se trata de un ciclo de descomposición orgánica y de una deslegitimación del orden constituido, acompañadas de una inmensa movilización –la más importante producida desde el inicio de la transición política- cuyo contenido popular sería erróneo despreciar. Pero no menos equivocado, y mucho más insensato, sería renunciar al análisis del proceso político, de la hegemonía cultural que lo sostiene, de la posición subalterna de la izquierda en su desarrollo, del riesgo cierto de una división vertical de la sociedad catalana, del peligro grave de una quiebra del proyecto de la República Federal en España, así como de un triunfo de lo que Gramsci llamó “revolución pasiva”, y que hoy consiste en la recuperación de la legitimidad institucional, el liderazgo político y el poder social por parte de una derecha catalana cuya complicidad en la gestión reaccionaria de la depresión económica vigente desde el 2008 no ha sido …

01.todos-somos-barcelona-ilustracion-big

341* Guerra póstuma

Las guerras sin futuro son guerras póstumas. Son guerras que han asumido la catástrofe del tiempo. Se hacen en un tiempo que queda, como en un videojuego donde los segundos son una cuenta atrás. Ganar no es vencer, es obtener un punto más. Un atentado más. Un contrato más. Un pozo de petróleo más. Vidas ganadas contra la vida. Chinchetas de colores en un mapa sin mundo. Son las guerras de los terroristas, los narcos, pero también de los financieros, los fondos buitre, de las grandes corporaciones y de las industrias extractivas. Máquinas de matar que para seguir avanzando necesitan seguir destruyendo. Una guerra póstuma es una guerra sin después. Bandera blanca, tiempo de paz: dónde y con quién? ¿Cuál es el beneficio asociado a la victoria? Mientras haya cuerpos para destruir, para consumir o para explotar habrá campo donde avanzar. Este es el único beneficio. Esta es la única victoria. Sin futuro. Hemos pasado del fin de la historia en una guerra contra la historia en la que no sabemos dónde está el frente ni quién es el enemigo. Por eso es también una guerra a la que no ponemos …

verbena

340* La verbena de mi pueblo

Aprovechando que llega su época en Españistán, he aquí unas pequeñas notas sobre las verbenas. Por Guzmán Marinegra Solares, en el libro Tiqqun y la cuestión del Bloom (Brumaria) de Pedro José Mariblanca Corrales –que acaba de dar fin con su segunda edición y cuya tercera edición vendrá revisada, ampliada y con alguna que otra novedad. Ahí van   LA VERBENA DE MI PUEBLO Están las viudas, que combaten el dolor de haber perdido a la persona con la que han dado lugar a un conjunto molar de cosas. Los viudos apenas salen, reproducen muy bien lo que les ha sido enseñado… Están, bailando sin parar, las bellas esposas que, a sabiendas de que su vida podría cambiar tras una conversación profunda, prefieren mantenerse en lo clásico y seguir siendo jovencitas, es decir, siendo lo enteramente decible; así como lo perfectamente predecible y lo absolutamente neutralizado (Tiqqun, 2001). Y, a pequeña distancia, en alerta, sus maridos, recelosos, sabedores de que no merecen lo que tienen –o sí, guardianes de un tesoro preciado y maltratado a la vez en este mundo …

FB_GNAM_Time_Is_Outof_Joint_09_10_2016

339* La forma de la crisis, el comunismo de lo sensible

Carlos Prieto del Campo. Editor de la New Left Review en castellano. ¿Cuál es hoy el nuevo régimen de producción de signos artísticos, cuál es su contenido estético, cuál es la nueva ecología institucional del régimen de la producción artística en esta precisa coyuntura histórica? ¿Y por qué debería hoy pensarse un nuevo régimen de producción de signos estéticos y una nueva sintaxis de los flujos artísticos, que circulan en la esfera pública, y analizarse los efectos específicos que despliegan en esta y en los circuitos de enunciación social? ¿Cuáles son esos efectos y qué relación tienen con la nueva composición (técnica, política, espacial, arquitectónica, urbana  y estética) de clase de los sujetos productivos? ¿Y qué relación tiene hoy el signo artístico con la fenomenología de la crisis y sus efectos brutales en términos de destrucción social, pobreza de masas y precariedad difusa como nueva condición de gestión del terror sobre los sujetos sociales? ¿Cuál es hoy la forma de la crisis? ¿Qué relación existe entre la intensidad de la crisis, las dificultades de la …

fd1f297f-a113-4c23-8483-fd3954312345

337* Kluge o el antídoto – Mercé Ibarz

Por su formación jurídica, el cineasta alemán ha logrado ampliar los límites institucionales que enrarecen la esfera pública y los formatos televisivos. Estupendas razones para deambular por la Virreina, sonriendo y alcanzando cierta alegría del pensamiento. Puede ser en la exposición del dibujante y cabaretero francoargentino Copi (Buenos Aires 1939-París 1987), una presencia y una obra que parecían perdidas en el hueco del ayer. Pensar felizmente también, en un contraste bien logrado, en la muestra sobre el cineasta alemán Alexander Kluge (1932), tipo imaginativo y crítico que desde hace treinta años sólo trabaja para la tele, la privada casi siempre. Un maestro de la televisión. Jardines de cooperación. Un título aportado por él mismo, que se ha volcado (sin cobrar) en la preparación de esta expo, fiel a su idea de contribuir a sembrar y cuidar “jardines de cooperación en medio de la jungla informativa”. Días propicios para conocerle mejor, para considerar una trayectoria y un criterio audiovisual tan centrados en la historia y el presente, cuando el presidente electo de la primera potencia mundial …

bf3b6f9980d87de70c318ba1c8d8c330

336* TOC: Una colección propia. Obsesividad compulsiva e imagen contemporánea en las Colecciones del MUSAC y el DA2Una exposición de autor, comisariada por Jorge Blasco.

El proyecto de Blasco propone un acercamiento teórico al síndrome desde el pensamiento psiquiátrico y psicoanalítico actual al llamado Trastorno obsesivo compulsivo. Los escritos de los clínicos (Jose María Álvarez, Jesús Morcón Sanjosé, Guillermo Rendueles Olmedo, Fernando Vicente y Montserrat Rodríguez Garzo) resultan de la activación que en la teoría genera una colección de producciones artísticas actuales ajenas al ámbito de la salud mental. Exposición TOC: http://musac.es/#exposiciones/expo/?id=6291&from= Encuentro: http://musac.es/#programacion/programa/?id=1660 El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es un trastorno de ansiedad (como la agorafobia y la fobia social) caracterizado por pensamientos intrusivos, recurrentes y persistentes, que producen inquietud, aprensión, temor o preocupación, y conductas repetitivas, denominadas compulsiones, dirigidas a reducir la ansiedad asociada. El TOC está recogido en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-IV). Los síntomas y las consecuencias que conlleva el TOC pueden presentarse a cualquier edad llegando a producir una importante discapacidad: la OMS lo incluye entre las 20 primeras enfermedades discapacitantes con una prevalencia del 0,8 % en los adultos y del 0,25 % en niños y adolescentes, y entre las …

chamart-carmena

335* Un nuevo proyecto para la estación de Chamartín

El pasado día 10 el Ayuntamiento de Madrid presentaba su proyecto de la operación Chamartín. Una inmensa pieza de 300 hectáreas de suelo urbano que se extiende desde la Plaza de Castilla hasta el nudo Norte de la M-40, a lo largo de casi cuatro kilómetros de longitud, y que ya tiene alternativa al plan diseñado por la entidad privada Distrito Castellana Norte. La mercantil del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria adjudicataria de los derechos de aprovechamiento urbanísticos de la estación de Chamartín que desde hace veintitrés años no ha hecho otra cosa que especular con el terreno público sin poner un solo ladrillo. No es solo que el nuevo proyecto resulta más coherente, sostenible y realizable que aquél que nos ofrecía el BBVA,  es el proyecto de la administración municipal democráticamente elegida por sus vecinos que tiene todo lo que carecía el anterior., es decir, la legitimidad democrática de la institución que  nos representa y que no tenía aquella propuesta que nos ofrecía un Banco. La primera medida tomada por el Ayuntamiento ha sido reducir …

BN-NM898_0516CO_1000V_20160412105230

334* The Art of Larry Gagosian’s Empire

The famously bullish art dealer built an empire spanning 16 locations around the globe by never saying no to his artists’ ambitions. With an estimated $1 billion in annual sales, does Larry Gagosian have anything to conquer? “CAN WE QUICKEN this up?” It’s lunchtime in New York and Larry Gagosian is hungry. It’s time for supper—or at least aperitifs—in Europe, where he recently did a three-week working tour of France, England, Germany and Switzerland, and it’s breakfast in Los Angeles, where last week he hosted his annual pre-Oscars opening at his Beverly Hills gallery, followed by a bash at Mr. Chow. So when food appears, served in his office on delicate Japanese dishware from his restaurant, Kappo Masa, four floors below, he’s ready. “Here, I’ll do that,” he says, commandeering the water and pouring it himself into a pair of ridged tumblers. WSJ. Magazine May 2016 Photo: Roe Etheridge for WSJ. Magazine The silver-haired, tanned Gagosian settles himself back at his massive desk, a third of which is taken up with a collection of tchotchkes, …